Vega Cerezo


LA CIUDAD DE LAS CASAS AZULES



Te inventaré una ciudad de casas azules donde siempre serás nombrada

con el nombre que inventé para ti.

¡Estás tan linda cuando luces

el nombre que inventé para ti!

Enterraremos ese otro -azaroso y furtivo- que ahora te viste en un lugar que se parezca

a todos los lugares que conocemos

para que cuando nos dé alcance su nostalgia

no recordemos dónde fenece.


Te inventaré un oficio en la ciudad de las casas azules que ocupe tus manos.

Algo así como desordenar las caracolas de la playa o

apuntalar castillos de arena.

Algo importante que entretenga tus manos para que no pierdas el día abrazada a los árboles.

Regalando el don de tus caricias a aquellos que nunca te arroparán. (A esos estúpidos ásperos a los que entregas tu cuerpo)



Te inventaré una ciudad de casas azules donde todos te conocerán

por el nombre que inventé para ti

y tus manos, hacendosas, desordenarán las caracolas de la playa o

cuidarán de los castillos de arena

para que los árboles no te susurren ya más

que echan de menos tu piel.



ESTA PLAYA



¿Qué se puede esperar

de esta sombrilla manida, oxidada y de aspecto demodé

plantada con tan poco acierto

en la playa?



¿Y qué se puede esperar de esta playa

(que ni es playa, ni es cala)

abandonada a su suerte en un estrecho

otoño

que exiguamente alcanza a serlo porque no arrastra hojas

ni trae lluvia que levante del suelo olor a tierra mojada?



¿Qué de este otoño

sin ocres ni

malvas

ni estela que lo señale?



Nada se puede esperar de esta brisa leve

que poco recuerda al otoño

en esta playa que apenas lo es

desierta hoy salvo por esta insolente sombrilla

estampada con flores cuyo color devoró el sol de nuestros infantiles veranos

y que se zarandea ora vulnerable, ora desafiante.



Nada salvo yo.

Mi yo más excelente despertado por este paisaje,

en este tiempo exacto construido de inexactitudes

donde vengo a rogarte mi amor, mi mar

que me apures.


***

Portada de La sirena dormidaVega Cerezo Martín (Murcia, 1970) es Diplomada en Biblioteconomía y Documentación por la Universidad de Murcia. Compagina su trabajo en una editorial con dos de sus pasiones: su familia (Juan, Rocío e Iván) y la escritura. Fue ganadora de la V Edición del Concurso de Cuentos “Villa Condal de Cifuentes” (Guadalajara) por su relato “Bienvenido a California”.

Desde 2007,  ha sido miembro del equipo de redacción de la “Revista Socio-cultural Entrelíneas” (Alhama). Ya ha cumplido el sueño de ver publicado su libro La sirena dormida, toda una joya, del que ofrecimos un adelanto en nuestro número 12. Para saber más, su blog:

http://vega-cerezo-martin.blogspot.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s