Miguel C. Blanco

 

ROSA ENSANGRENTADA

 

Miro al cielo y sólo veo oscuridad;
las estrellas, lejanos rayos de esperanza,
el faro roto que no ilumina el mar,
un mar que se pierde en el horizonte.
Una flor que se convierte en polvo;
un rayo de luz tapado por millones de miradas,
un grito de esperanza que sólo oyen los infiernos.
En mis oídos sólo oigo llantos,
unos llantos que tapan la verdad,
un mundo muerto y solo, un islote vivo,
y esa rosa que terminó conmigo.

 

Miguel C. Blanco (12 años).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s