David Carril

ABISMO LLAMA A ABISMO

¿A quién llamas
En el orden de tus vasos
Silenciosos,
A qué rostro sin rostro
Esperas con paciencia?

Tu silencio pone luz
En aquello que te envuelve.

Esculpe su materia
Sin forma.

Toma de ti el pozo
De tu corazón
Y lo convierte en luz
Ajena.

Luego lo bautizas
Con el nombre de Dios.

INTRODUCCIÓN AL REMOLINO

1-El lenguaje es la discordia
Sembrada en el silencio

2-El lenguaje es el plato vacío
Que vela el polvo

3-El lenguaje es la definición
Sin nombre.

La voz que va de las palabras
A las cosas
Se pierde en el cauce de la luz

Vuelve al círculo
El anhelo de todos los anhelos

Y las palabras son puertas
Que se cierran sobre unos ojos
Cansados.

FOTOGENESIA

La luz,
Apariencia de otra luz,
De otra piedra más plena
Que no sabe de la luz.

Calla lo inmenso.
Se abre una gran boca
En la colina.

No hay palabras
En la antorcha de la frente.

La luz es apariencia
De otra luz,
De otra piedra más plena
Que se llama oscuridad.

NEGRA LA CIUDAD

La oscuridad ha terminado
Por introducirse,
Las manos tiemblan frías,
Hay un ojo en la boca
Que arde sin temor al fuego.

Las espinas siguen siendo
Blancas,
Los dedos el hogar sin puertas
De quien vela en esta hora,
Sin temor al fuego
Ni a la noche.

Dos esquelas penden
Como pájaros,
Todo se cierra.

David Carril (Madrid, 1980) es autor del poemario Catecismo del Labriego (Ediciones Atlantis, 2007). Aborda la creación desde su formación filosófica, que está presente en sus espacios www.dcarrilhdez.es.tlwww.davidcarrilhernandez.blogspot.com.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s