Javier Montoro

LENTEJUELAS

Extiendo mi vestido sobre la mesa.

Con un dedo le marco la línea del futuro,
a unos centímetros me amenaza su vuelo.

Defino el vestido: azul verde rosa despintado.

Ya en mis manos brillan, continúan
en la vértebra que brota
de mi aguja-índice.
Allí coso una a una
las lentejuelas.

Coso.

Queman al adherirse.

Y duelen.

Coso.

Sangriento, cromático, vestido.

Coso 43 lentejuelas.

Soy como vosotros
-lo siento-,
tengo la tonta manía
de contarme los puntos de sutura.

 

Javier MontoroJavier Montoro (Córdoba, 1990) estudia en Granada Traducción e Interpretación de la lengua árabe. Fotófobo, mecanoclasta, asesino de espejos. Es feliz buscando algo que no sabe qué es. La poesía es su medio más efectivo para profesar su odio a la palabra “útil”.
Ha publicado el poemario Anatomía de las matrioskas (Alea Blanca, 2009), premio de poesía Alea Blanca 2008. Ha ganado algunos premios regionales de poesía y narrativa y colaborado con diversas revistas. Antologado en la plaquette Poesía Excesiva (El Alacrán Gafe Ediciones, 2009). Coordina las actividades del Colectivo Juvenil Cultural “Hipervínculos Divergentes” y codirige la revista digital homónima, que pronto verá la luz.
Forma parte del grupo de teatro “Teatràdum” y participa en el proyecto literario virtual “Trazando caminos”. El ruido de sus engranajes oxidados es un Rumor Mecanoclasta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s